1. 1/2 vaso harina de maíz a granel
  2. 1/4 de vaso de semillas de lino dorado a granel (para hacer el "huevo")
  3. Cúrcuma en polvo a granel al gusto (opcional)
  4. 1 vaso "carne picada" de The Meatless Farm
  5. 1 cuarto cebolla roja ecológica
  6. al gusto Tomate frito casero
  7. 1 pizca sal rosa del Himalaya a granel (opcional)
  8. Aceite de girasol ecológico de primera presión en frío
  9. Agua filtrada

Preparación

  • En un a batidora moler las semillas de lino en seco.

  • En un vaso mezclar las semillas molidas con el doble de cantidad de agua filtrada hasta que suelten el gel.

  • En un bol mezclar la harina con la cúrcuma, la sal y mezclar con unas varillas. Después, añadir la misma cantidad de agua filtrada que de harina y volver a mezclar.

  • En una sartén antiadherente con un chorro bastante generoso de aceite de girasol saltear la mezcla de la harina a fuego medio durante 1 minuto por cada lado (a mí se me rompió la tortilla, como se puede apreciar, y es cierto que la harina de maíz no parece muy apropiada para una tortilla francesa si se pretende doblar).

  • Cuando se retire la tortilla de la sartén, echar la cebolla picada y saltear a fuego bajo hasta que esté tierna, añadiendo algo más de aceite si se considera necesario.

  • Añadir la carne picada, picarla en la misma sartén con una espátula de madera o similar y seguir cocinando hasta que la carne esté más o menos tostadita, removiendo de tanto en tanto.

  • Añadir el tomate frito y cocinar durante otro par de minutos, removiendo de tanto en tanto.

  • Servir inmediatamente.